Gobernabilidad

El proyecto se realizará conjuntamente con el Ministerio de Educación y el Ministerio de Agricultura y Riego del Perú. Dicha asociación con estos ministerios permite no solamente aumentar el impacto del proyecto sino también apoyar el fortalecimiento institucional en los organismos del estado peruano. En efecto, el proyecto será oportunidad para articular y apoyar la implementación del enfoque pedagógico del Estado en materia de formación agrícola, los programas y la oferta académica, la formación del personal docente. En pocas palabras para contribuir, a través de la experiencia de Formagro en los ámbitos de intervención, a mejorar la calidad y acceso de la educación técnica.

SUCO desea por tanto, a través de Formagro y en base a su experiencia, implementar un modelo de formación contextualizado a las realidades de Lima y Ancash con el apoyo del Minedu y del Minagri, los gobiernos subnacionales: Gobiernos regionales y locales y sus respectivas administraciones Direcciones regionales de educación DRE y las Unidades de gestión educativa local UGEL, así como las comunidades campesinas y organizaciones de la sociedad civil. Dicho vínculo entre los actores resalta la importancia de hacer participar a los organismos del sector público y la sociedad civil en la ejecución de un proyecto orientado al futuro, desde una perspectiva de cooperación y transparencia. Así, todas las instancias mencionadas participaron desde un primer momento en el diseño y elaboración del proyecto gracias a reuniones participativas celebradas por el personal de SUCO en Lima. Las organizaciones de la sociedad civil socias del proyecto también pudieron consultar con las poblaciones objeto y se llevaron a cabo diagnósticos para dicho fin. SUCO fomenta la promoción de la participación en todos los niveles de toma de decisiones y el diálogo entre las organizaciones e instituciones involucradas en el desarrollo.

Así como se mencionó anteriormente, la implementación de plataformas multiactores y multisectores permitirá garantizar una gobernanza concertada, transparente y participativa. Dichas plataformas también son un elemento clave de la estrategia de salida presentada al final del documento. El hecho de trabajar con los protagonistas de todos los sectores, tanto privados como públicos, constituye un proceso innovador que favorece una gestión democrática del proyecto.